Noticias

Fondos marinos, el nuevo ámbito de exploración minera

Miércoles, 13 Febrero 2013
Conferencista del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) diserta sobre las posibilidades de esta actividad en el país Santo Domingo. El Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y la Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (ANAMAR), en conjunto con la Dirección General de Minería y el Servicio Geológico Nacional presentaron este miércoles 13 de febrero la conferencia “Recursos Minerales en los Fondos Marinos”, a cargo del ingeniero Eusebio Lopera, del Instituto Geológico y Minero de España (IGME). La actividad tuvo entre sus objetivos principales orientar a los presentes sobre los potenciales beneficios de la exploración de recursos minerales en el fondo marino, una actividad con repercusiones en ámbitos como medio ambiente, derecho y economía, pues implica una serie de estudios geofísicos, geológicos análisis de perforación y producción y tecnologías avanzadas para las mismas. Durante la conferencia se informó que este tipo de acciones pudieran generar inversiones importantes para República Dominicana. Eusebio Lopera explicó que a pesar de que el conocimiento de los recursos minerales en los mares es conocido desde fechas antiguas, es en las últimas décadas cuando ha sufrido un espectacular incremento ligado a las nuevas teorías geológicas y a los adelantos en las técnicas de investigación. “Las Naciones Unidas, conscientes del desarrollo futuro de estos recursos regula desde 1994 estas actividades a través de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos. En la actualidad, tres son los Recursos sobre los que hay regulación para su Prospección y Exploración; Nódulos polimetálicos (2000), Sulfuros masivos polimetálicos (2010) y Cortezas de ferromanganeso ricas en cobalto (2012)” acentuó Lobera quien también aclaró que para el 2016 se espera disponer del primer reglamento de Explotación  correspondiente a los Nódulos polimetálicos. La conferencia tuvo lugar en el Auditorio Osvaldo García de la Concha, recinto del INTEC, estuvo presidida por Rolando Guzmán, Rector de la universidad; Carlos Cordero, Decano del Área de Ingenierías;  Pascual Prota, Presidente de ANAMAR; Alexander medina, Director de Minería; Santiago Muñoz, Director del Servicio Geológico; y Pelegrín Castillo, Presidente de la Comisión de Asuntos del Mar de la Cámara de Diputados. De igual forma se dieron cita autoridades institucionales,  representantes de las entidades organizadoras, integrantes de la prensa y personas interesadas en general. Sobre el expositor Eusebio Lopera Caballero es originario de Córdoba, España. Estudió Ciencias Geológicas en la Universidad Complutense de Madrid y realizó estudios de doctorados en la Universidad de Salamanca, complementando su formación con distintos cursos de postgrado en materias relacionadas con la investigación minera, medioambientales y economía. Su carrera profesional inició en la compañía de Azufre y Cobre de Tharsis (Faja Pirítica Ibérica) donde dirigió el Dpto. de Investigación, encargado de la explotación de dos masas de sulfuros masivos polimetálicos, una a cielo abierto (Tharsis) y otra de interior (La Zarza), con una producción conjunta de 1.5 millones de toneladas año. Más tarde, pasa a la Exxon Minera Española, filial de la multinacional Exxon Minerals, encargándose de la investigación de yacimientos tipo VMS y epitermales en el Suroeste de España y, más adelante, en toda Europa. En 1987 entra en la Administración General del Estado, adscrito al Instituto Geológico y Minero de España, donde desarrolla su actividad en proyectos de infraestructura geológica, geología económica y riesgos geológicos. En República Dominicana se ha destacado en la dirección de proyectos realizados dentro del Programa Sysmin I y II, financiados por la Unión Europea, durante 1997 y 2011. Paralelamente participa como representante de España en las reuniones periódicas de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, organismo de las Naciones Unidas con base en Kingston (Jamaica), encargado de la gestión de los recursos mineros en la Zona.

Anuncian próxima campaña de investigación científica en aguas archipielágicas dominicanas

Viernes, 18 Enero 2013
La Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos –Anamar-, la Dirección General de Minería y el Servicio Geológico Nacional anunciaron la realización, a partir del 20 de abril de este año, de la campaña de investigación científica-marina NORCARIBE dentro del territorio marítimo dominicano del Buque de investigación oceanográfica Sarmiento de Gamboa de la armada Española. El Ing. Pascual Prota, Presidente de Anamar, manifestó que se trata de la continuación de la campaña CARIBE NORTE que realizó el Buque Hespérides en el año 2009, cuya data dio lugar entre otras cosas al primer mapa topobatimétrico de la República Dominicana. La campaña será dirigida por la Universidad Complutense de Madrid, en la persona del Dr. Andrés Carbó, jefe de investigación, y el buque pertenece a la Infraestructura Científica y Tecnológica Singular del Ministerio de Economía y Competitividad Español, operado a través de la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas. La Universidad Complutense de Madrid se ha destacado por su liderazgo en cooperación e intercambio científico y académico y Prota valoró este vínculo como extraordinariamente relevante para el país. De igual modo, Pascual Prota resaltó la importancia de este aporte realizado por el gobierno Español, sobre todo en estos momentos de crisis, cuyo valor económico supera el millón de euros, y cuyo valor estratégico y científico para el país es extraordinario, por lo que agradeció en nombre del Gobierno . El Buque Sarmiento de Gamboa realizará estudios científicos con dos propósitos principales: la realización de estudios enfocados en riesgo sísmico, con sísmica general en aguas de la costa norte y sísmica de detalle en el sur.  El otro objetivo es la realización de 800 kms. de líneas de sísmica 2D en la Bahía de San Pedro de Macorís, para verificar posibles estructuras hidrocarburiferas detectadas por la misión precursora realizada por el Buque Hespérides, tal y como se describe en los objetivos propuestos en la descripción de la misión: -Investigar con mayor detalle la gran estructura submarina activa del sur del país denominada Cinturón Deformado de los Muertos, probable generadora del gran terremoto histórico de octubre del 1751. -Estudiar la tectónica activa submarina de la zona de colisión entre los Bancos de las Bahamas y la Isla Española, hasta ahora no estudiada. -Investigar la estructura cortical del entorno de la Cresta de Beata, que aporta constricciones sobre el origen y evolución de la placa Caribe. -Desarrollar labor de cooperación con la República Dominicana, facilitando información útil para la evaluación de la peligrosidad sísmica y tsunamogénica, planificación territorial, conocimiento de recursos y prevención de riesgos, y -Precisar la estructura interna de la cuenca offshore de San Pedro de Macorís detectada en el anterior proyecto CARIBENORTE, la cual se considera tiene buenas condiciones con respecto al almacenamiento de hidrocarburos.  Anamar, la Dirección de Minería y el Servicio Geológico Nacional, agradecieron el apoyo recibido de la Comisión de Asuntos del Mar de la Cámara de Diputados y resaltaron su compromiso con el desarrollo científico y la identificación del potencial de los recursos naturales del país, que constituyen su principal riqueza. La mesa directiva estuvo compuesta por el Ingeniero Pascual Prota, Ministro-Presidente de la Autoridad Nacional de Asuntos Marinos, Ingeniero Alexander Medina, Director de la Dirección General de Minería, el Ingeniero Santiago Muñoz, Director del Servicio Geológico Nacional y el Lic. Pelegrín Castillo, Diputado al Congreso Nacional, Presidente de la Comisión de Asuntos del Mar de la Cámara de Diputados.

Fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, sobre la nueva frontera marítima entre Nicaragua y Colombia

Lunes, 19 Noviembre 2012
La Corte Internacional de Justicia (CIJ), este lunes 19 de noviembre del 2012, puso fin a una controversia jurídica existente entre Colombia y Nicaragua, polémica que tuvo un periodo de duración de aproximadamente 11 años, pero que diplomática y políticamente se remonta a 1980, cuando Nicaragua dio por inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas. En el año 1928, Colombia y Nicaragua, firmaron dicho Tratado Esguerra-Bárcenas, el cual asignaba a Colombia las aguas e islas ubicadas a partir del meridiano 82 hacia el este; estableciendo así el meridiano 82 como frontera marítima entre Nicaragua y Colombia, cuyas costas estaban separadas por una distancia aproximada de 400 millas. El Presidente Nicaragüense en esa época, Sr. Daniel Ortega, declaró ante el cuerpo diplomático en Managua el 4 de febrero de 1980, que el Tratado era nulo sobre la base de que Nicaragua estaba en ese tiempo ocupada militarmente por los Estados Unidos y por lo tanto reclamó la soberanía de Nicaragua sobre el Archipiélago de San Andrés. La anulación del Tratado por parte de Nicaragua fue considerada por Colombia, como un acto unilateral y por ende violatorio de la legislación internacional. En el año  1998 el presidente nicaragüense, de ese entonces, renunció al acuerdo bilateral con Colombia y el 6 de diciembre del año 2001 Nicaragua demando el caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, reclamando así su soberanía sobre el archipiélago de San Andrés, al tiempo que pidió una nueva delimitación fronteriza. Seis años más tarde, el La corte Internacional de Justicia de La Haya, confirmó que las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina son colombianas, pero dejó pendiente un pronunciamiento sobre el límite marítimo entre ambas naciones, así como si los cayos Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajo nuevo, Alburquerque y los del este-sudeste forman parte del archipiélago. Este lunes 19 de noviembre del 2012, La Corte Internacional de Justicia  estableció la soberanía de los cayos que forman parte del archipiélago de San Andrés a Colombia y estableció los límites marítimos entre Nicaragua y Colombia tras el diferendo de ambas naciones. El presidente de la Corte Peter Tomka, leyó la sentencia que resuelve el conflicto, la cual reza de la siguiente manera: “Colombia y no Nicaragua tiene soberanía sobre las islas y cayos de Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajonuevo, Alburquerque y los del este-sudeste forman parte del archipiélago", En las argumentaciones del fallo, el juez Tomka señaló que, durante decenios, Colombia ha actuado como soberano en esos cayos y ha ejecutado su autoridad soberana, sin oposición de Nicaragua. La decisión judicial internacional de La Haya  señala que, Nicaragua no ha dado pruebas de actuar a título de soberanía sobre esos cayos, mientras que Colombia, ha ejercido públicamente su autoridad soberana, y ningún elemento viene a demostrar que habría tenido la más mínima oposición de Nicaragua antes de 1969, fecha en la que el diferendo se cristalizó, señala la decisión judicial internacional. El alto tribunal concedió a Managua un área marítima más allá de 12 millas de los cayos de Serrana y Quitasueño al norte y otro espacio al sur de los de Alburquerque y Este Sudeste, pero confirmó el espacio marítimo colombiano en torno al resto de las islas del archipiélago de San Andrés. El fallo señala que "La Corte considera que se obtiene un resultado equitativo prolongando la línea fronteriza a lo largo de los paralelos hasta el límite de 200 millas marinas medidas a partir de la costa de Nicaragua", señala el fallo. Con la nueva delimitación, que confirma la soberanía de Colombia sobre las islas y los cayos del archipiélago de San Andrés, la Corte rechazó llevar al Este, más allá de la isla Roncador, la frontera que hasta hoy establecía el meridiano 82. Este Fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya es inapelable. En la foto: Nuevo Limite Marítimo Colombia- Nicaragua: