Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Pepina: Nueva tortuga con transmisor satelital

Pepina: Nueva tortuga con transmisor satelital

Pepina:  Nueva tortuga con transmisor satelital

11 de septiembre 2018, Manresa, Santo Domingo Oeste.  Son las 2am y suena el teléfono: "Aquí le tenemos a Pepina." Marcial, uno de los pescadores que colaboran con la protección de las tortugas marinas en la Playita de Manresa, Santo Domingo Oeste, avisa al biólogo Omar Reynoso, de la Autoridad Nacional de Asuntos Marinos (ANAMAR).  Con esto, Marcial quería decir que había retenido a una tortuga hembra que salió a poner sus huevos en esta playa esa noche. Tras contactar a la bióloga Yolanda León de Grupo Jaragua, Omar arranca hacia esta comunidad de Manresa, con la cual lleva ya trabajando varios años.  "No quedan muchas tortugas marinas en RD, por lo que hay que aprovechar cada oportunidad que se presente para estudiarlas." Allí, luego de atravesar el tramo de rocas y escombros de concreto que separan a la comunidad de La Playita de Manresa de otro tramo de playa conocido como "Los Tanques" en dirección al muelle de Haina, encuentran a una hermosa tortuga verde (Chelonia mydas) que aguarda impaciente e involuntariamente junto a otros de los pescadores que colaboran con la causa.

Todos ayudaron a limpiar el caparazón, aplicar el pegamento epóxico que nos permitió colocar un dispositivo sobre el lomo de la tortuga que nos permitirá seguir su movimiento en los próximos meses.  Aunque se han colocado otros transmisores en tortugas carey, esta es la primera tortuga verde que se rastrea satelitalmente en República Dominicana.  Esto es posible gracias al sistema satelital Argos (distinto del GPS), que permite obtener la posición de cualquier objeto en la superficie del planeta con muy bajo costo de batería. La única condición es que la tortuga suba a la superficie suficientes veces y tiempo para estar en la línea de vista de uno de los satélites y transmitir más de una vez.

Al preguntarles a los pescadores de Manresa por qué quisieron, unánimemente, bautizar a la tortuga como "Pepina"  respondieron que era en honor al empresario Pepín Corripio, a quien conocieron recientemente en la ceremonia de los premios ES de Conservación y Desarrollo bajo el renglón Comunitario Solucionista del Año. Dicen que el señor Corripio se detuvo un buen rato a hablar con ellos y conocer lo que hacen a fondo.  Por esto, dicen que se sienten agradecidos y quisieron dedicarle esta singular distinción. Pepina midió unos 105cm de caparazón, y una vez fraguado el pegamento del transmisor, volvió prontamente al mar sin problemas. En las próximas semanas la estaremos siguiendo en su travesía oceánica, aunque puede ser que todavía tenga alguna puesta de nido más y volvamos a verla en la playa.



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros